Historia

Aunque se le supone un origen más antiguo, las primeras evidencias de población se remontan a la época romana, situando algunos historiadores el asentamiento militar romano de "Castra Gemina" en la vega del rio Guadalporcún. A unos 9 kilómetros también encontramos las ruinas de Acinipo, dentro del termino municipal de Ronda, que cuentan con un teatro romano bastante bien conservado y otros restos más antiguos datados en la edad del Bronce.

Columna conmemorativa de "Castra Gemina"

 

En cualquier caso, el origen del asentamiento actual, se situa en la época de ocupación musulmana, Torre Alháquime fue una de las poblaciones de la Sierra de Cádiz colonizadas por musulmanes de origen bereber, que encontraron en ella un entorno parecido al de sus tierras de origen, las zonas montañosas del Norte de Africa.

El nombre se compone de la palabra romance TORRE y el nombre árabe AL-HAQUIM (el sabio o letrado), que probablemente derive de algun caudillo de la familia Banu al-Hakim, que dominaba Ronda en aquella época.

Los árabes construyeron un castillo de estilo Nazarí y fortificaron todo el recinto, situando una única entrada en el Arco, que se conserva actualmente.

Vista aérea del castillo


En 1327, la presión militar cristiana, que había conseguido rendir la importante fortaleza de Olvera obligó a los vecinos a abandonar la villa, buscando refugio en Ronda. Sin embargo, la dominación cristiana de Torre Alháquime sería efímera, siendo recuperada por los ejércitos nazaríes sólo seis años más tarde.

A principios del siglo XV fue de nuevo tomada, junto a Zahara por los cristianos, permaneciendo durante unas décadas bajo el control de la familia de los Rivera, titulares del Adelantamiento de Andalucía. Definitivamente conquistada por el marqués de Cádiz hacia el año 1485, volvería a formar parte del señorío de los Rivera hasta que, extinguida la linea masculina del linaje, quedaría integrada en los estados del ducado de Alcalá de los Gazules y más tarde, en los de la Casa de Medinaceli.

Durante la guerra de la Independencia, la Torre es ocupada por las tropas francesas (1810-1812), participando los torreños en las diferentes guerrilas que se formaron en las sierras de Cádiz y Ronda.

Avanzando el siglo, la aplicación del programa liberal de desamortización y desvinculación de la propiedad consolidaria la preponderancia de los Medinaceli en el término, gracias a la sentencias dictadas en favor de la Casa ducal. Con todo, las antiguas tierras señoriales irian siendo vendidas, dando paso a una nueva clase de grandes propietarios absentistas.
La permanencia de un régimen latifundista determinaría que los jornaleros sin tierra de Torre Alháquime, como los de otras muchas localidades andaluzas, se movilizaran para conseguir tanto una mejora en sus condiciones de vida como en última instancia, el acceso a la propiedad de la tierra que tabajaban, iniciandose entonces un periodo de conflictos que se prolongaría hasta bien entrado el siglo XX.

Durante el pasado siglo, sobre todo tras la dura experiencia de la Guerra Civil y sus consecuencias, muchos torreños se vieron obligados a abandonar el pueblo en busca de trabajo, con destino tanto al extranjero, como a otras regiones del pais, proceso migratorio que ha ido disminuyendo en los últimos años.


BANDOLERISMO

Se puede decir que nuestro pueblo ha sido tierra de bandoleros. Los romances populares y tradiciones orales, cuentan numerosos sucesos atribuidos a célebres bandoleros como "Currillo El Largo", "El Vivillo", "Cencerrito", y "Chorizito", sucesos que incluso se recogen en la prensa de la época.

Uno de los más célebres bandoleros tuvo una intensa relación con Torre Alháquime, Jose Maria "El Tempranillo", que estuvo integrado en la partida de Diego Corrientes hasta que formó su propia banda.

A esta población le trajo un jóven contrabandista, natural de Almonaster la Real (Huelva), llamado Francisco Francés, al que todos conocían como Frasquito “el de la Torre”, que vivía en una casa adosada a la muralla y a espaldas de la parroquia, junto con su madre y una hermana llamada María Jerónima.

José María llegó a la localidad buscando aprender las prácticas del contrabando de Frasquito, y lanzarse a la sierra para probar fortuna “caballeando”, pero los ojos negros de María Jerónima le hicieron pensar en establecerse, aquí donde nadie le conocía, y no pasar más allá del contrabando de tabaco y ricos tejidos desde Gibraltar.

En Torre Alháquime contrajeron matrimonio en 1830, y permanecen por la zona hasta que un día varios migueletes se presentaron en el pueblo buscando a Jose María, al que alguien lhabía identificado como el autor de dos muertes en Montilla. Es entonces cuando tiene que abandonar a su mujer y esconderse en la sierra.

Mientras tanto María Jerónima vive en Torre Alháquime, pero las continuas molestias que le proporcionan las visitas de los migueletes, esperando un posible regreso del bandolero, y el poco apoyo que recibe por parte de los vecinos, hace al matrimonio trasladarse a la población cercana de El Gastor.

Habitaba el matrimonio en El Gastor cuando llegó la hora de dar a luz María Jerónima, y siendo costumbre de la época, se trasladó con su madre al pueblo de Torre Alháquime. No bien se hubo enterado el corregidor de Torre Alháquime de la presencia de María Gerónima en el pueblo y de la inminencia del parto, lo puso en conocimiento de sus superiores, que enviaron de inmediato un buen número de soldados voluntarios realistas y migueletes que se apostaron en los alrededores para no levantar sospecha alguna entre los hombres de José María.

El día 6 de Enero llega a conocimiento del corregidor, por medio de espias, que aquel mismo día dará a luz María Jerónima. La presencia de Jose María podía estar próxima y todos los caminos de entrada serán vigilados. El Tempranillo llegó a Torre Alháquime de madrugada su mujer se encontraba dando a luz, cuando los migueletes rodearon la casa, mientras cunde el pánico en el interior de la casa, se precipita el parto y muere Mª Jerónima después de dar a luz un varón también llamado José María. El bandolero se metió al recién nacido en la faja y cruzó en la grupa de su jaca “Beata” el cuerpo sin vida de María Jerónima, huyendo hasta llegar a la localidad de Grazalema, donde por aquel entonces vivía Frasquito “el de la Torre”, al que entrega el niño. En el atrio de la iglesia parroquial de la Encarnación enterraría el cuerpo de su mujer.

Casa Tempranillo

Lugar donde se ubicaba la casa del "Tempranillo" y su esposa


 

Galería de Fotografías Históricas

Panoramica1
Panoramica2
Antigua1
Antigua2
Antigua3
Antigua4
Antigua5
Antigua6
Antigua7
Antigua8
Antigua9
Antigua10

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros, para recopilar información estadística sobre navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. Saber más

Acepto

Ayuntamiento de Torre Alháquime
Plaza Constitución 1 - 11691 - Torre Alháquime
Teléfono:956 12 51 24 - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Cómo llegar | Buzón de sugerencias | Accesibilidad
Web desarrollada por EPICSA